Un reto para el futuro de recursos humanos radica justo en el análisis de las métricas más allá de la estadística convencional. “Se requiere estudiar y comprender lo que revelan los grandes volúmenes de datos. Esto hace referencia a Big Data y a las aplicaciones de Business Intelligence.

Los profesionales de recursos humanos que pretenden convertirse en estratégicos en una organización, deben generar planes de negocios que especifiquen los objetivos, las métricas, las expectativas y una claridad absoluta de cómo se financiará cada proyecto de integración de personal para el empoderamiento de un área funcional o de producción y cómo se establecerán las mediciones de productividad y rentabilidad.

Lo anterior, debido a que los roles a interpretar como profesionistas son amplios, complejos e igualmente más relevantes; dijo Pedro Borda, director de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh) luego de hacer un análisis sobre la demanda de talento que requerirán las empresas.

“En el momento actual, las organizaciones comienzan a reconocer las contribuciones que recursos humanos realiza como un área estratégica a través de proyectos y programas a partir de la selección de prácticas de gestión de talento acordes con el mercado y con una visión innovadora y de inteligencia de negocios”, explicó.

Un reto para el futuro de recursos humanos radica justo en el análisis de las métricas más allá de la estadística convencional. “Se requiere estudiar y comprender lo que revelan los grandes volúmenes de datos. Esto hace referencia a Big Data y a las aplicaciones de Business Intelligence que facilitan la elaboración de predicciones y pronósticos”.

Este nuevo estilo gerencial y de liderazgo basado en la minería de datos obliga a todos los ejecutivos a una formación más acuciosa en tecnologías para el análisis de datos, tanto como sucede con las herramientas de comunicación, información y redes sociales disponibles en internet.

“México hoy es fuente de reclutamiento para ejecutivos que han ingresado a esquemas de movilidad internacional y son muy respetados precisamente por su valor estratégico, analítico y tecnológico. El hecho es que resulta indispensable que también cuenten con una visión humanista capaz de vislumbrar el papel que tiene la diversidad multigeneracional, étnica, de género, de orientación sexual y cultural en las organizaciones”,, indicó el director de Amedirh.

Como es sabido, dijo, “más y más ejecutivos de Recursos Humanos proceden de diferentes campos del negocio; desde la producción hasta las ventas. Se requiere que estén certificados bajo estándares internacionales. Amedirh y HR Certification Institute cuentan con los protocolos para hacerlo posible en México, en español, con la aplicación de los exámenes que facilitan la validación de conocimiento, competencia y experiencia”.

Fuente: El Economista / Pilar Martínez