Los planes de pensiones tradicionales, las vacaciones pagadas e incluso las convivencias de la compañía se encuentran en crisis. Las empresas han reducido significativamente muchos de los beneficios que ofrecen a los trabajadores en los últimos cinco años como respuesta a los efectos de la crisis mundial de 2008-2009.

Mark Schmit, director de investigación de la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos en Alexandria, Virginia, realizó una investigación que mostró que 77% de las empresas mundiales han visto reducciones en las prestaciones de sus empleados; en especial, las que tienen que ver con salud y jubilación.  

Según el especialista, estos son los beneficios que más se han visto afectados por esta tendencia:

  • Planes de pensiones tradicionales: de acuerdo con la encuesta dirigida por Schmit, sólo 22% de las empresas proporcionan un plan de retiro que garantice los pagos de por vida. En México, se cuenta con el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), pero la secretaría de Hacienda ha advertido que la proliferación de empresas de tercerización y subcontratación ilegales ha provocado que muchos trabajadores no cuenten con dicha prestación de ley.
  • Salud para jubilados: la proporción de empresas que ofrecen seguros de salud para jubilados se redujo de 35% en 2007 a 25% en 2011. En México, actualmente hay 204 mil 65 jubilados y pensionados bajo el régimen del IMSS.
  • Seguros médicos a largo plazo: poco más de una cuarta parte de los empleadores ofrece un servicio de referencia de cuidado de la salud. En 2007, 47% de las empresas mundiales ofrecía esta prestación.
  • Permisos familiares pagados: en 2007 un tercio de las empresas ofrecía este beneficio; sin embargo, actualmente sólo una cuarta parte de las compañías proporcionan tiempo libre remunerado para que el trabajador pueda atender nacimientos, muertes y otros acontecimientos familiares importantes.
  • Ayuda para la adopción: hace cinco años, 20% de las compañías daban este beneficio, pero ahora sólo 8% la contempla. También el apoyo al cuidado de crianza o niñeras se redujo significativamente de 10 % de las empresas en 2007 a sólo uno por ciento en 2011.
  • Oportunidades de desarrollo profesional: las empresas ya no están pagando para que sus trabajadores se capaciten en conferencias o simposios, pues sólo 87% de las firmas está interesada en ello. Las compañías también han sabido recortar sus subsidios para gastos de educación. La proporción de empresas que ofrecen asistencia educativa de pregrado y posgrado se ha reducido en 10 por ciento.
  • Planes de bonificación e incentivos: según los resultados expuestos por Mark Schmit, los planes de incentivo adicional para empleados de alto nivel se ofrecen actualmente a la mitad de las empresas encuestadas.
  • Casual Friday: poco más de la mitad de los empleadores (55%) alientan o permiten que sus empleados se vistan de manera informal un día a la semana, frente a 66% en 2007.
  • Asistencia legal: una de cada cinco provee asistencia legal y servicios jurídicos a sus trabajadores, frente a un tercio de los empleadores que lo hacía hace cinco años.
  • Equipo de la empresa: sólo 17% de las firmas patrocinan equipos deportivos para los trabajadores o sus familias, una disminución significativa de 29% de las empresas que lo hicieron en 2007.

¿Qué prestaciones has tenido que quitar en tu empresa por falta de recursos? O, por el contrario, ¿cuál has añadido?

Fuente: AltoNivel