A pesar de que el 2014 fue un buen año en materia laboral a nivel nacional, 10 estados crearon menos empleos formales que en el 2013, de acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Campeche fue el más afectado. El año pasado, esta entidad no sólo no sumó plazas formales a los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sino que registró una pérdida de 2,920 empleos.


El estado tiene el mayor Producto Interno Bruto (PIB) per cápita del país, con alrededor de 62,000 dólares; sin embargo, su crecimiento económico es uno de los más rezagados.

A junio del 2014 (el último dato disponible), su economía hiló seis trimestres en números rojos, según el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE).

Desde el primer trimestre del 2013, la entidad arrojó una baja en su actividad económica, con una caída promedio de 1.3% en ese periodo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tan sólo en el segundo trimestre del 2014, el ITAEE descendió 2.8% (la mayor contracción entre los nueve estados que arrojaron una contracción en ese periodo), debido a una baja en los sectores agrícola e industrial.

“Existe un peligro latente de recesión, originado por la baja en la actividad petrolera, que representa más de 90% de sus actividades industriales”, comentó Jesús Sánchez Arciniega, investigador de la UNAM.
Sí aportan, pero no suficientes

El resto de los nueve estados, sí crearon empleos formales en el 2014, pero el número fue inferior al 2013. Se trata de Baja California Sur, con 5,602 plazas menos; Sonora (4,689) y Veracruz (4,421). El top 10 lo complementan Hidalgo, Yucatán, San Luis Potosí, Tabasco, Oaxaca y Colima.

De acuerdo con María Fonseca, directora del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN) del Tecnológico de Monterrey, los esfuerzos por generar empleos están rindiendo frutos; no obstante, reconoció que no se cumple con la demanda del mercado laboral, que cada año requiere al menos 1 millón de fuentes de trabajo.

Incluso, dijo, “se necesita una mayor generación de empleos, con un grado de especialización elevado, para satisfacer la oferta de personal calificado”.

En el 2014, por ejemplo, se crearon a nivel nacional 714,526 plazas en el IMSS, lo cual representó uno de los mejores años en la materia; no obstante, no se llegó a las necesidades de la población.
DF, con el mayor desempleo

En el 2014, la ciudad de México registró la mayor desocupación en el país, con 6.6% de la Población Económicamente Activa, es decir, aquel segmento de la población que está dispuesto a enrolarse en el mercado laboral.


Le siguieron Tabasco (6.4%), Aguascalientes y Estado de México (6% en cada caso).

Fuente: El Economista, con información de Fernando Franco / Subdirección de Mercadotecnia e Información AMEDIRH