Esta instancia tendrá la tarea de contribuir a la definición de objetivos, metas, estrategias, acciones y prioridades en materia de productividad y empleo.

El Diario Oficial de la Federación publicó el decreto por el que se establece el Comité Nacional de Productividad, para impulsar el desarrollo integral y sustentable del país a fin de generar más bienestar para las familias mexicanas.

En el documento de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se indica que esa instancia fungirá como órgano consultivo y auxiliar del Poder Ejecutivo Federal y de la planta productiva y tendrá por objeto contribuir a la definición de objetivos, metas, estrategias, acciones y prioridades en materia de productividad y empleo.

Esa entidad tendrá facultades para proponer estrategias, políticas y acciones en esos rubros, a fin de que sean consideradas por las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias.

También deberá proponer mecanismos de coordinación entre dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, así como entre los sectores público, social y privado para el diseño, ejecución y evaluación de acciones para el incremento de la productividad.

De igual forma establecer procedimientos de consulta a los factores de la producción, al sector académico y a la población en general y opinar sobre los procesos productivos de bienes y servicios que realiza el gobierno federal, entre otras funciones.

La instancia se integrará por los secretarios de Hacienda y Crédito Público -quien lo presidirá-, de Economía, de Educación Pública y del Trabajo y Previsión Social.

Además participarán el director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, cinco representantes de organizaciones empresariales, cinco de organizaciones sindicales de trabajadores, cuatro de instituciones de educación superior y uno de las instituciones de educación técnica media superior.

El comité sesionará de forma ordinaria por lo menos cuatro veces al año y de forma extraordinaria cuantas veces sea necesario a solicitud de su presidente.

Esos encuentros serán válidos con la asistencia de la mayoría de sus integrantes y los acuerdos se tomarán por mayoría de votos de los vocales presentes, teniendo su presidente voto de calidad en caso de empate.

Fuente: Milenio