Se dieron a conocer datos de la inflación anual del país, con un resultado totalmente favorable para la estabilidad de la macroeconomía.

Por Redacción Énfasis Alimentación

Se dio a conocer la inflación anual del país en 2012, con un resultado totalmente favorable para la estabilidad de la macroeconomía, dado que el índice general se ubicó en 3.57%, un nivel dentro de los objetivos del banco central y que influirá directamente en sus decisiones para continuar con la actual política monetaria, en el corto plazo. Sin embargo, el comportamiento de la inflación en los precios agropecuarios se mantiene alcista desde 2009, alcanzando una tasa de 16.02% en septiembre pasado y de 9.18 al cierre del año.

Localmente el jitomate es el producto que ha reportado los mayores incrementos en precios y desde el exterior hemos absorbido los avances del valor del maíz como consecuencia de la mayor sequía en 50 años en Estados Unidos, considerado el mayor productor mundial del grano.

Otro indicador de precios es el índice de Precios de Cereales de la FAO, que promedió 250 puntos en diciembre, fue el incremento de 2.3% desde noviembre. Las mayores presiones sobre los productos agropecuarios derivan del clima adverso para su cultivo, desarrollo y recolección, que reducen la oferta de los alimentos.

En diciembre el precio del maíz cayó fuertemente ante un aumento de suministros al sur del continente americano y los precios del arroz también bajaron en la expectativa de buenas cosechas. De tal manera que ante una reducida oferta, es natural que los precios de los alimentos se encarezcan en este año, aunque el alza de los precios deberá ser inferior al año pasado ante un efecto de mercado, donde el precio restringe la demanda, y bajo el considerando que las condiciones del clima serán normales.

Argentina y Brasil están en el inicio de la cosecha de sus campos y se prevé que Brasil alcance niveles récord de producción de soya, por arriba de 80 millones de toneladas, y que Argentina recolecte 55 millones de toneladas. La oferta sudamericana compensará los apretados inventarios de verano, de soya, maíz y trigo principalmente, del norte del hemisferio, aunque las compras de China estarán limitando la caída de los precios de los alimentos básicos. El país asiático importó un récord de 58.38 millones de toneladas de semillas de soya en el año pasado, 11.2% más respecto al año anterior.

Sin embargo, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos dará a conocer sus estimaciones de producción local y mundial de granos, lo cual permitirá que las operaciones en la bolsa Chicago requilibren mejor los precios de los productos agrícolas. Se prevé que la institución reporte el menor nivel de producción de maíz en seis años y el menor nivel de stocks en 17 años para la cosecha 2012/2013.

10-Ene-2013 Fuente: La Razón

This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!