Packforum de Sealed Air en París ha sido recientemente el escenario de una sesión informativa de la industria de alto nivel sobre las últimas tendencias del envasado de fluidos.

En un contexto en que la demanda de envasado cambia de rígido a flexible para centrarse en una mayor seguridad alimentaria, mayor eficiencia operativa, menor desperdicio alimentario, menor huella de carbono y menos residuos de envases, los expertos y profesionales internacionales líderes de la industria alimentaria y el foodservice se reunieron en la capital francesa para tratar de resolver estas cuestiones en el evento organizado por Sealed Air Pouch it Right (Embólsalo bien).

En 2014, un informe de Euromonitor1 puso de manifiesto que las latas no cumplen plenamente las expectativas de los consumidores en cuanto a comodidad. Además, en el informe se señalaban las diferencias regionales en los motivos subyacentes al cambio de envasado de rígido a flexible, impulsado en gran medida por las demandas de la nueva generación de consumidores. Los compradores más jóvenes piden una mayor sostenibilidad y calidad, y están preparados para pagar mayores precios por el producto adecuado, libre de componentes químicos y aditivos. Además, prefieren ingredientes recién preparados y frescos que puedan elaborarse por encargo.

András Hodossy, especialista en ventas de VPP de Cryovac en Europa, compartió las últimas tendencias que influyen en el cambio del envasado rígido tradicional al flexible. Entre estas tendencias, se encuentra la sostenibilidad, que no solo se relaciona con el propio material de envasado, sino también con los envases flexibles, ya que reducen el desperdicio alimentario gracias a su apertura fácil, a menudo acompañados de dispensadores. Los residuos de envases se consideran cada vez más una fuente de energía en las plataformas de combustión de nueva generación, donde el envasado flexible supone una destacada fuente.

Los sistemas Cryovac VPP de Sealed Air cumplen estas exigencias a la perfección. La gama es el resultado de más de 25 años de experiencia en el suministro de maquinaria, materiales y servicios de envasado en más de 1000 lugares de todo el mundo. Estas soluciones garantizan:

  • Mayor vida útil, extendiendo su duración más de un año en condimentos como ketchup, mostaza, mayonesa y bechamel, gracias al uso de un envase hermético y precintado.
  • Mayor seguridad para los empleados, eliminando los abrelatas cortantes y los bordes afilados de las zonas de servicio para proporcionar confianza a los trabajadores del foodservice en sus operaciones.
  • Mayor productividad, reduciendo el ciclo de producción de los procesadores hasta en un 25 % gracias a sistemas mejorados y actualizados.

“Para la mayoría de nuestros clientes, aceptar este cambio supuso un gran reto”, admitió António Coutinho, director de cumplimiento de Italagro, una empresa líder en el mercado mundial del procesado de alimentos (HIT, parte del Kagome Group, proveedor de clientes industriales y cadenas alimentarias en Europa, África, Oriente Medio y Extremo Oriente). Un ejemplo notable fue una icónica marca escandinava que pasó de envasar el 100% de sus productos en latas a envasar el 65% de estos con VPP de Cryovac en el 2015 (un 10% de productos en bolsas en el 2011 y un 54% en el 2014).

“Actualmente consideran que las bolsas tiene una serie de ventajas sustanciales frente a las latas”, continuó Coutinho, “por ejemplo, un mejor precio por kilo para el producto acabado en destino, mejores condiciones de conservación y una importante disminución de desperdicios”.

El abanico de beneficios de las bolsas verticales para las empresas procesadoras de alimentos en términos de logística, conservación y reducción de desperdicios quedó más que demostrado por Matteo Colaone, especialista europeo de sistemas de fluidos de Sealed Air, que destacó, “En un palet de medio metro, se puede almacenar un 26% más de producto usando un 34% menos de envasado”.

Según la opinión de Ron Peters, fundador y presidente de Paradise Tomato Kitchens, un estrecho colaborador de Sealed Air en los EE UU. desde 1992, las verdaderas ventajas de las bolsas en comparación con las latas son patentes: ausencia de sabor metálico, reducción de residuos, mayor seguridad, peso liviano y facilidad de transporte, además de la reducción de un 30% del espacio de almacenamiento necesario. Paradise Tomato Kitchens fue el innovador del envasado en bolsas de salsas personalizadas restauración, y en la actualidad el mercado de salsas de EE UU ya ha cambiado al 35% en bolsas frente al 65% todavía en latas. No obstante, la tendencia se dirige claramente hacia un envasado en bolsas del 100% de los productos.

Sealed Air aprovechó también la oportunidad para revelar las propiedades innovadoras de una nueva estrella en la serie FS de Cryovac, una gama de films multicapa para el envasado de alimentos líquidos o bombeables, que presentan una barrera activa extrema con componentes depuradores de oxígeno.

Conocido como Cryovac FS 9555, se trata de un film de alto rendimiento, fabricado a partir de resinas de última generación que ofrecen una mayor resistencia y máxima protección contra la perforación y las abrasiones. Este producto asegura una protección esencial para los alimentos sensibles al oxígeno y al calor como tomates, aguacates, pulpas de frutas y verduras, purés de frutas exóticas y productos alimenticios sólidos en estado líquido.

A diferencia de los films de poliéster metalizado tradicionales, el film FS 9555 de Cryovac no es susceptible al agrietamiento por flexión y puede soportar temperaturas de hasta 100 °C durante 1 hora. Además, es capaz de prolongar la vida útil de un producto hasta un 50% al reducir considerablemente el desperdicio alimentario.

Fuente: Interempresas

This website is protected by RSFirewall!, the firewall solution for Joomla!